Por Paul Maršić
Lamento haber hecho alusión a la canción de Arjona, pero para quedar mal con todo el mundo, acabo de dejar el link del video. Y es que no hay otro título para el post de hoy; me dí cuenta que Dr. sipmac también echa sus historias de taxi también, así que me dije “¿por que yo no también?” Ajá, todo el mundo tiene sus historias de taxi. Aquí voy yo:
Los precursores de Uribe
Es imposible tratar de sacar cuentas de cuantos taxistas expresaron este deseo, pero recuerdo haber escuchado las mismas palabras desde que era un niño: “Si yo fuera presidente, desde el primer día mataría a esos $%&%&//% guerrilleros.” ¿Se sorprenden entonces de que Álvaro Uribe haya sido tan popular? ¿Acaso esto no les fue familiar a ustedes también? El conductor del transporte particular que me llevaba al colegio decía lo mismo todos los años. Aunque también me debo haber encontrado con algunos taxistas de izquierda también, pero no los recuerdo…
Un rato de toqueteo para no pagar la carrera
Ya van dos veces en el último mes que escucho la misma historia: un taxista recoge a tres muchachas menores de edad que piden ser llevadas al extremo sur de la ciudad. En la primera historia, después de cinco minutos de viaje, se ofrecen a armarle una bacanal al conductor, y piden que las lleve a alguna residencia. El tipo se niega y le dicen que no tienen plata, el tipo las lleva gratis a su destino final. En la segunda historia se saltan el ofrecimiento de la bacanal y la niña (ambas historias hablan de una niña de diez años) que va al lado del chófer se descubre y le pide a éste que la toquetee lo que quiera, que ella no tiene plata. El segundo tipo también se niega. ¿Habrá quienes hayan accedido? ¿Donde está el ICBF?
El movimiento trivial más importante de su vida
Un señor bogotano estuvo tomándose unos tragos el viernes por la noche con sus compañeros de oficina, y cuando ya se hizo lo suficientemente tarde como para ganarse el regaño de su señora, decidió tomar un taxi. Se despidió de sus compañeros y el carro partió. El pasajero estaba sentado detrás del chofer y conversaban muy tranquilos. El señor bogotano contó que a pesar de estar bajo el efecto de los vapores del alcohol, de repente sintió cierta inquietud y se calmó un poco al cambiarse de extremo en el asiento trasero. Inadvertidamente, en una intersección otro conductor irresponsable se voló la escuadra y embistió el taxi con buena velocidad; el impacto mató instantáneamente al chofer y el pasajero sobrevivió sin heridas de consideración.
Otra borrachera de viernes en la noche, un poco más costosa
Era sábado en la madrugada, el taxista estaba terminando su turno nocturno cuando fue embestido por un SUV; el “zapatico” quedó como una tortuga caparazón arriba, y su conductor permanecía ileso. Algún colega alcanzó a tomar las placas del infractor y ayudó a enderezar el carro. De alguna forma se las ingeniaron para localizar a partir de las placas la identidad del conductor sin denunciarlo a la policía y se presentaron a su casa. Primero salió la mujer hecha una birria, regresó un poco a la realidad e hizo que bajara el marido, que apenas despertaba sin haber conseguido dormir toda la borrachera. Unas cuantas palabras, y los nuevos ricos arreglaron por las buenas, sobre todo después de saber que no habían sido denunciados (pero podían serlo). Asustados lo suficiente como para darse a la fuga, a pesar de la borrachera y a pesar de que bien podían haber dejado una víctima fatal; pero lo suficientemente tranquilos como para llegar a la casa e intentar dormir la borrachera.
El premio mayor: conservar la vida (I)
El muchacho iba caminando desprevenidamente antes de subir al puente. Llevaba el grueso de la quincena en la billetera y sintió sólo que se aproximaban tres sombras que lo atenazaron. Un filo en el costado del cuello le impidió decir algo. Le decían “NO TE MUEVAS” mientras buscaban en sus bolsillos. Casi sin mediar palabra se dispersaron sin haber cumplido su cometido. Debido al susto no había reparado en que un taxista les gritaba a los hampones y éstos decidieron perderse de vista. Sin pensarlo dos veces, el muchacho atravesó corriendo la calle y se montó en el taxi. “Sácame de aquí”, le dijo.
El premio mayor: conservar la vida (II)
El muchacho encendió un cigarrillo con mano temblorosa, y empezó a hablar con voz entrecortada y sin poder hilvanar bien las ideas; en el cuello tenía una pequeña herida y sangraba. No paraba de darle las gracias al chofer. El taxista le contó esta historia, que inverosímilmente lo calmó: no hacía mucho tiempo, cuatro tipos se montaron en el carro, lo redujeron y lo metieron en el baúl del carro. Mientras tanto, los maleantes se dedicaron a atracar a cuantos pudieron en el trayecto. Estaban ya en las afueras de la ciudad, y habían parado en donde seguro iba a ser asesinado, cuando se armó inesperadamente una disputa por el botín. Los distrajo tanto que sucedió lo inesperado: llegó la policía, lo que los obligó a dispersarse. Un minuto después, fue abierto el baúl y sacado de ahí. Ni el muchacho perdió su dinero, ni el taxista su carro, pero esto era lo de menos, de lejos.

About jokerizedpaul

A member of the sipmac team with armed only with his blog. Un miembro de the sipmac team armado sólo con su blog. Casi nunca la opinión correcta... al menos casi nunca la opinión que esperabas escuchar. Almost never the "right" worldview ... not even what you expect to hear. En el Blog Opinion Renegada, Paul Maršić de the sipmac team da rienda suelta a sus más calenturientas opiniones sobre cualquier tema, y paradójicamente intenta ser también responsable, al buscar siempre sustentarlas. In the Opinion Renegada (Renegade Opinion) Blog, Paul Maršić from the sipmac team lets freedom ring, and lets it loose with his most incendiary opinions based on any given topic. Paradoxically enough his blog is also intended as a responsible one, because he is always seeking to substantiate those opinions.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s