Calentamiento global? No, mejor cambio climático. No, mejor terrorismo informativo.

 

El profesor Harold Lewis renunció a su membresía de la Sociedad Americana de Física después de 67 años, e hizo pública su renuncia. ¿La razón? Climategate, y la forma en que la dirigencia de la Sociedad abordó el tema, cerrando filas cerreramente  alrededor de los implicados en el escándalo, e impidiendo cualquier debate abierto sobre el tema. El profesor deja entrever que esta actitud se debe a grandes intereses pecuniarios de la Academia, en forma de subsidios, becas y estipendios que se verían gravemente comprometidos, de proceder la comunidad científica que apoya el “más grande y exitoso fraude pseudocientífico que él ha visto” tal como se espera de los científicos en busca de la verdad y no como la manada de oscurantistas que descalifican cualquier disenso.

Como esto no lo oirán en Planeta Caracol ni cualquier medio con falta de rigor investigativo o que esté demasiado casado con la teoría del calentamiento global antropogénico, decidí traducir la carta al español para que fuera de su conocimiento (espero que la traducción sea lo suficientemente buena, si no, traduttore, traditore!). La carta de renuncia del profesor Lewis es abierta y se puede hacer uso de mi traducción siempre y cuando se le dé el debido crédito.

Es un poco larga, es cierto, pero vale la pena leerla. Algunos han comparado  (sin tropicalismos) este momento al de Martín Lutero fijando sus 95 tesis en la puerta de la iglesia de Wittemberg.

 

Curt, diles que es verdad. Por favor, diles--

 

Estimado Curt [Curtis G. Callan, Jr., Princeton University, Presidente de la  Sociedad Americana de Física]:

Cuando me uní a la Sociedad Americana de Física sesenta y siete años atrás, ésta era mucho más pequeña, mucho más calmada, y aún no era corrompida por la avalancha de dinero (una amenaza contra la que Dwight Eisenhower nos advirtió medio siglo atrás). De hecho, la elección de la física como una profesión entonces era un garante de una vida de pobreza y abstinencia – fue la Segunda Guerra Mundial la que cambió todo eso. La perspectiva de ganancias terrenales nos trajo más físicos. Tan recientemente como hace treinta y cinco años, cuando presidí el primer estudio de LA SFA sobre un polémico tema social/científico, el Estudio de Seguridad de Reactores; aunque hubo fanáticos en abundancia en el exterior no había ningún indicio de la presión excesiva en nosotros mismos, como físicos. Fuimos por lo tanto capaces de producir lo que creo que ha sido y es una evaluación honesta de la situación en ese momento. Nos permitió llegar a ese resultado además,  por la presencia de un comité de supervisión compuesto por Pief Panofsky, Vicki Weisskopf, y Hans Bethe, todos encumbrados e irreprochables físicos. Yo estaba orgulloso de lo que hicimos en una atmósfera cargada. Al final, el comité de supervisión, en su informe al presidente de la SFA, tomó nota de la completa independencia con la que se hizo el trabajo, y predijo que el informe podría ser atacado desde ambos lados. ¿Qué mayor homenaje que podría haber?

¡Qué diferente es ahora! Los gigantes ya no caminan por la tierra y la infiltración de dinero se ha convertido en la razón de ser de la investigación en la física para unos, el sustento vital de muchos más, y proporciona el soporte para un número incalculable de puestos de trabajo profesionales. Por razones que pronto pondré de manifiesto, mi orgullo de ser un miembro de la SFA a lo largo de estos años, se ha convertido en vergüenza, y me veo obligado, sin ningún placer en absoluto, a ofrecerle mi renuncia de la Sociedad.

Es, por supuesto, la estafa del calentamiento global, con los billones (literalmente) de dólares que conducen todo, por lo que ha corrompido a muchos científicos, y se ha llevado a la SFA como una ola gigante. Es el fraude pseudocientífico más grande y de mayor éxito que he visto en mi larga vida como físico. Cualquier persona que tenga la menor duda de que si esto es así, debe obligarse a leer los documentos ClimateGate, que desnudan la realidad. (El libro de Montford organiza los hechos muy bien.) No creo que cualquier físico, ni científico, pueda leer esas cosas sin sentir repugnancia. Casi me haría ésa sola repulsa hacer de ella una definición de la palabra científico.

Entonces, ¿Cómo le ha hecho frente a este desafío la SFA? Ha aceptado la corrupción como norma, y se ha dejado llevar por ella. Por ejemplo:

1. Hace aproximadamente un año algunos de nosotros enviamos un e-mail sobre el tema a una fracción de los miembros. La SFA ignorando los temas y el contenido, a través del entonces presidente lanzó inmediatamente una investigación hostil acerca de donde obtuvimos las direcciones de correo electrónico. En sus mejores días, la SFA solía fomentar la discusión de cuestiones importantes, y de hecho la Constitución promulga esto, como su objetivo principal. No más. Todo lo que se ha hecho en el último año ha sido diseñado para silenciar el debate

2. La declaración terriblemente tendenciosa sobre el Cambio Climático de la SFA fue aparentemente escrita a toda prisa por algunas personas durante el almuerzo, y ciertamente no es representativa de los talentos de los miembros de la SFA como hace mucho tiempo los he conocido. Así que algunos de nosotros pedimos al Consejo que reconsiderara la declaración. Una de las características sobresalientes de la (in) distinción en la declaración fue la palabra tóxica “incontrovertible”, que describe algunos elementos de la física, pero ciertamente no es éste. En respuesta la SFA designó un comité secreto que nunca conocí, nunca se tomó la molestia de hablar con cualquier escéptico, y sin embargo hizo suya la declaración en su totalidad. (Se admitió que el tono era un poco fuerte, pero increíblemente conservó la palabra tóxica “incontrovertible” para describir la evidencia, una posición que no es defendida por nadie.) Al final, el Consejo mantuvo la fraseología original, palabra por palabra, pero aprobó un mucho más “explicativa” regla, admitiendo que hubo incertidumbre, pero fue dejada de lado para dar la aprobación general a la original. La declaración original, que sigue en pie como la posición de la SFA, también contiene lo que en considero consejos pomposos y estúpidos para todos los gobiernos del mundo, como si los miembros de la SFA fueran amos del universo. No lo son, y estoy avergonzado de que nuestros líderes parezcan pensar que sí. Esto no es diversión y juegos, estos son los hechos graves que implican vastas fracciones de la mayoría de nuestros bienes nacionales, y la reputación de la Sociedad como una sociedad científica está en juego.

3. Mientras tanto el escándalo ClimateGate irrumpió en las noticias, y las maquinaciones de los alarmistas principales fueron revelados al mundo. Fue un fraude a una escala nunca he visto, y me faltan las palabras para describir su enormidad. Efecto sobre la posición de la SFA: ninguno. Ninguno en absoluto. Esto no es ciencia; otras fuerzas son las que actúan.

4. Así que algunos de nosotros tratamos de involucrar la ciencia en lo sucedido (es decir, después de todo, el supuesto propósito histórico de la EPA), y la recogida de 200 firmas necesarias para someter al Consejo una propuesta de un Grupo Temático de Ciencia del Clima, pensando que el debate abierto de las cuestiones científicas, en la mejor tradición de la física, sería beneficioso para todos, y también una contribución a la nación. Debe tenerse en cuenta que no era fácil para recoger las firmas, ya que se nos negó el uso de la lista de miembros de la SFA. Estuvimos conformes en todos los sentidos a los requisitos de la Constitución de la SFA, y se describió con gran detalle lo que teníamos en mente, simplemente para sacar el tema a la luz.

5. Para nuestro asombro, mandando la Constitución a paseo, Ustedes se negaron a aceptar nuestra petición, sino que utilizaron su propio control de la lista de correos para realizar una encuesta sobre el interés de los miembros de un GT sobre Cambio Climático y Medio Ambiente. Se les pidió a los miembros si firmarían una petición para formar un GT en el tema sin definición, pero no proveyeron la petición, y así obtuvieron un montón de respuestas afirmativas. (Si hubieran preguntado sobre sexo hubieran conseguido más expresiones de interés.) No había, por supuesto, tal petición o propuesta, y ahora han excluido la parte del medio ambiente, por lo que el asunto es discutible. (Cualquier abogado le dirá que Usted no puede recoger firmas en una petición vaga, y luego rellenar como se quiera.) Todo el propósito de este ejercicio fue para evitar su responsabilidad constitucional de llevar nuestra petición al Consejo.

6. A partir de ahora se han formado aún otro comité secreto y arrejuntado para organizar su propio GT, simplemente haciendo caso omiso de nuestra petición legal.

La gestión de LA SFA ha manipulado el problema desde el principio, para suprimir cualquier conversación seria sobre los méritos de las demandas del cambio climático. ¿Se pregunta ahora por qué he perdido la confianza en la organización?

Siento la necesidad de añadir una nota, y esto es una conjetura, ya que siempre es arriesgado hablar de los motivos de otras personas. Esta intriga en el cuartel general de la SFA es tan extraña que no puede haber una explicación simple para ello. Algunos han sostenido que los físicos de hoy no son tan inteligentes como solían ser, pero no creo que esto sea un problema. Creo que es el dinero, exactamente lo que Eisenhower advirtió hace medio siglo. De hecho, existen miles de millones de dólares de por medio, por no hablar de la fama y la gloria (y frecuentes viajes a islas exóticas) que forman parte de ser miembro del club. Su propio Departamento de Física (del que Usted es el presidente) podría perder millones al año con el estallido de la burbuja del calentamiento global. Cuando la Universidad Estatal de Pennsilvania absolvió a Mike Mann de mala conducta, y la Universidad de East Anglia hizo lo mismo con Phil Jones, éstas no podían ignorar la sanción pecuniaria para hacer lo contrario. Como dice el viejo refrán, no tiene que ser un meteorólogo para saber en qué dirección sopla el viento. Como yo no soy filósofo, no voy a explorar en qué punto sólo su propio interés cruza la línea de la corrupción, pero una lectura atenta de los comunicados de ClimateGate deja en claro que esto no es una cuestión académica.

No quiero ser parte de ella, así que por favor acepte mi renuncia. La SFA ya no me representa, pero espero que podamos seguir siendo amigos.

Hal

 

Saben qué? Esta Sociedad ya vale tres tiras...

Harold Lewis es profesor emérito de Física de la Universidad de California en Santa Barbara, y tiene una lista de cargos y logros tan distinguidos que parecen un anti-prontuario. Nada más le faltaría el Premio Nóbel, pero ya Ustedes saben qué pienso del Premio Nóbel.

About jokerizedpaul

A member of the sipmac team with armed only with his blog. Un miembro de the sipmac team armado sólo con su blog. Casi nunca la opinión correcta... al menos casi nunca la opinión que esperabas escuchar. Almost never the "right" worldview ... not even what you expect to hear. En el Blog Opinion Renegada, Paul Maršić de the sipmac team da rienda suelta a sus más calenturientas opiniones sobre cualquier tema, y paradójicamente intenta ser también responsable, al buscar siempre sustentarlas. In the Opinion Renegada (Renegade Opinion) Blog, Paul Maršić from the sipmac team lets freedom ring, and lets it loose with his most incendiary opinions based on any given topic. Paradoxically enough his blog is also intended as a responsible one, because he is always seeking to substantiate those opinions.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s