Como funcionan los cargos públicos

Rito Dávila, a/k/a el barranquillero promedio, me mandó el link de una columna de El Heraldo de Barranquilla, y sin ningún tipo de comentario. O no tiene tiempo, o no tiene ganas de atacar el tema (podría estar con resaca aun), pero yo sí tengo suficiente de ambos como para hacer un post (Barranquilla no es mi fuerte, pero el tema sí). Aquí vamos entonces:

Dice el señor Francisco Cuello, en tono lírico – jocoso, que al terminar el Carnaval de Barranquilla, a éste le sigue el carnaval de la política, caracterizado por un despido masivo de funcionarios públicos. Ni siquiera se salvan los que no son de libre nombramiento y remoción, porque con argucias maquiavélicas terminan saliendo. Esto es lo que el señor Cuello considera como acoso laboral. Incluso aduce que estos despidos masivos son la materia prima de los carteles de abogados especializados en arrancarle plata a las arcas públicas por los errores que cometen quienes ordenan y ejecutan estas destituciones.

Hay que reconocer primero que detrás de los despidos hay familias que pierden su fuente de sustento. Pero el señor Cuello, y nosotros al tiempo, parecemos olvidar que todos los funcionarios públicos trabajan para nosotros. El patrono de los servidores no es el alcalde, ni el gobernador, ni los concejales, lo somos quienes pagamos nuestros impuestos, los cuales terminan pagando sus sueldos.

Kafkiana

Actualmente tanto los funcionarios, como los que cubren su actuación y también los contribuyentes, parecemos olvidar que ellos se deben a nosotros y no nosotros a ellos. Los contribuyentes no estamos para patrocinar una frondosa burocracia, y tampoco patrocinar componendas políticas a través del otorgamiento de puestos que más bien son sinecuras. Quizá muchas constituciones políticas tengan consagrado el derecho al trabajo y a la seguridad social, pero esto no debería ser entendido como que el estado debe garantizarlo creando y manteniendo cuantos cargos burocráticos se le ocurra.

Señor Cuello, lo siento pero no. Es grave que a los empleados, sean del sector público o privado se les haga la vida miserable, pero por ningún motivo deberían partir de la noción errada de que son inamovibles. No hay economía en el mundo que no termine por estancarse al momento de atornillar legalmente a los trabajadores en sus puestos, y a la vez termine estimulando la informalidad e ilegalidad en la economía. En todo caso, en Barranquilla, salen los de un grupo político para que entren los de otro. Quítate tú, pa’ ponerme yo…

Mejor sería si el Distrito de Barranquilla le prestara atención a lo que menciona Rito Dávila en uno de sus posts: en vez de estar buscando con qué impuestos clavar a la gente, éste debe fomentar el empleo buscando hacer atractivas las oportunidades para invertir en la ciudad y crear nuevas empresas (en las que terminen teniendo cabida los ex burócratas tambien). Esto se consigue con bajos impuestos. Y bajos impuestos quiere decir que hay que racionalizar burocracias, no hacerse el imbécil y recortar servicios que la población necesita, como lo saben hacer los políticos con clientela y saben cómo protegerla.

No por nada los llaman servidores públicos.

About jokerizedpaul

A member of the sipmac team with armed only with his blog. Un miembro de the sipmac team armado sólo con su blog. Casi nunca la opinión correcta... al menos casi nunca la opinión que esperabas escuchar. Almost never the "right" worldview ... not even what you expect to hear. En el Blog Opinion Renegada, Paul Maršić de the sipmac team da rienda suelta a sus más calenturientas opiniones sobre cualquier tema, y paradójicamente intenta ser también responsable, al buscar siempre sustentarlas. In the Opinion Renegada (Renegade Opinion) Blog, Paul Maršić from the sipmac team lets freedom ring, and lets it loose with his most incendiary opinions based on any given topic. Paradoxically enough his blog is also intended as a responsible one, because he is always seeking to substantiate those opinions.

One response »

  1. […] Articulos Actualizados : El acoso burocrático « Opinion Renegada […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s