El entretenimiento y el periodismo de masas es increíblemente perecedero: Por cada “Reláto de un Náufrago” hay una tira cómica “Los Náufragos“, completamente irrelevante e insípida. O así parece. Un profesor nos solía decir: Ningún ser humano es inservible, siempre puede servir de peor ejemplo.

Una cosa es la serie original de dibujos animados “Los Picapiedra”, una gema muy estimada por el equipo sipmac. Pionera en su tiempo (fue la primera serie de dibujos animados en horario Triple A), marcó la pauta aunque esta fuera retomada apenas un cuarto de siglo después. Un verdadero hito en la historia de la televisión. Pero otra cosa es la tira cómica de “Los Picapiedra”: La fórmula original de transplantar el estilo de vida de los 60′s a la edad de piedra se vé muy forzado y los personajes aportan muy poco humor, a pesar de que se vean envueltos en situaciones “humorísticas”. Gajes del oficio de convertir una franquicia en imperio multimedia, aunque en esa época no se le llamaba así.

Aun así, y aun cuando las tiras cómicas son muy rígidas e impiden grandes cambios en la vida de los personajes, rara vez son capaces de no reflejar las preocupaciones y vicisitudes de la época en que fueron creadas.

A continuación unas cuantas tiras de “Los Picapiedra” de una antología de 1979:

Antes del procedimiento, llene estas formas...

Si, los servicios médicos administrados por el estado son de lo mejor…

32 Años del cuento del "Peak Oil"

En 1979, Jimmy Carter, en medio de una escasez de petróleo inducida por unos bienintencionados pero letales controles de precios, sumados a los efectos producidos por la revolución islámica de Irán, pronunció el primer discurso derrotista que jamás haya enunciado un presidente estadounidense. En pocas palabras, a los Estados Unidos solo les eperaba un continuo declive hasta la decadencia e irrelevancia totales. Ronald Reagan le ganó la elección y demostró que estaba equivocado. Cualquier paralelo con la situación actual es mera coincidencia.

When did you stop beating your wife?

Para quienes gustan de señalar que el debate político ha degenerado y se ha dejado ganar de la intolerancia y del odio, sabrá reconocer la verdad entre las carcajadas de Pebbles. Un poco de contexto: Jack Carter, el hijo mayor de Jimmy Carter, estuvo a punto de descarrilar la campaña presidencial de su padre cuando se le preguntó una pregunta en el estilo de “¿Cuándo dejó de golpear a su esposa?”.

En realidad, fue una serie de preguntas. A finales de 1975, Jimmy estaba preparando su campaña para la nominación demócrata, y Jack estaba haciendo campaña para él en la Florida. Un periodista le preguntó, “¿Está usted buscando el voto del Ku Klux Klan en la Florida?” No. “Bueno, ¿lo aceptarían si lo dieran?” No estamos despreciando a nadie, pero nosotros no vamos por la votación del Ku Klux Klan. “Bueno, ¿tu padre alguna vez nombró a un miembro del Ku Klux Klan a la Corte Suprema de Justicia?” Por supuesto que no, eso es ridículo.

Así que esto se tradujo en el titular de prensa “EL HIJO DE CARTER NIEGA QUE EL PADRE NOMBRO AL KKK ANTE LA SUPREMA CORTE”: Zing!

Mujeres al Volante y Cerdos Machistas = Estereotipos

Hoy en día nadie, absolutamente nadie en sus cabales afirmaría en publico que las mujeres no saben manejar. Y si ocupa un cargo público, o maneja una lucrativa franquicia, menos. El término más comedido que le endilgarían sería “macho chovinista misógino.”

Pero cuando se trata de hombres, no existen prejuicios ni estereotipos, todo es cierto, o si no, que lo diga Don Pedro Picapiedra…

Enhanced by Zemanta

One response »

  1. wdednh says:

    Reblogged this on YOU DECIDE.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s